Cómo el nivel de azúcar afecta la pérdida de peso

Tutoría para dietas y pérdida de peso

Cuando comemos, nuestro cuerpo convierte los carbohidratos digeribles en azúcar en sangre (glucosa), nuestra principal fuente de energía. Nuestra azúcar en sangre afecta qué tan hambrientos nos sentimos, así como de cuánta energía disponemos, ambos factores importantes cuando estamos controlando cómo comemos y o hacemos ejercicios para bajar de peso. También determina si quemamos grasa o si la acumulamos.

azucar

El páncreas crea una hormona llamada insulina, que transporta el azúcar en sangre hasta las células, donde se la usa para obtener energía. Cuando comemos granos refinados (a los que ya se les ha extraído la fibra), azúcares u otros alimentos ricos en carbohidratos que rápidamente son procesados como azúcar en sangre, el páncreas debe comenzar a producir más insulina, necesaria para que toda esta azúcar sea usada como energía. Esta insulina le dice a nuestro cuerpo que hay mucha energía disponible y que debería dejar de quemar grasas y comenzar a almacenarlas.

No obstante, la mayor preocupación por la producción de insulina no es que le avisa a nuestro cuerpo que comience a almacenar grasa, ya que cualquier cosa que comamos y no quememos eventualmente igual termina como grasa acumulada. El problema principal es que la emisión de insulina hace que demasiada glucosa sea transportada fuera de nuestra sangre, y esto hace que los niveles de azúcar en sangre desciendan por debajo de lo normal. Esto nos deja cansados, y hambrientos, con ganas de seguir comiendo. El resultado desafortunado de este escenario es que nos hace querer comer algo más con alto contenido de azúcar. Al hacerlo, recomenzamos el ciclo.

De qué cuidarse

–         Carbohidratos simples: Debido a su pequeño tamaño molecular, estos carbohidratos se metabolizan rápido y por eso tienden a provocar producción de insulina. Se consideran carbohidratos simples a todas las formas de azúcar, incluyendo la sacarosa (azúcar de mesa), fructosa (contenida en las frutas), lactosa (en los lácteos) y glucosa (azúcar en sangre). Cuidado con las terminaciones en –osa.

Aleja te de los azúcares procesados ​​para bajar peso

–         Azúcar procesada: Cuidado con el azúcar “oculta” en alimentos procesados como pan, ketchup, aderezo para ensalada, fruta enlatada, salsa de manzana, mantequilla de maní y sopas.

–         Azúcar en las bebidas: Ten cuidado con las cantidades de azúcar en las bebidas, especialmente en café y refrescos. Eleva rápidamente los niveles de azúcar en sangre sin siquiera brindar sensación de saciedad.

–         Productos sin grasa: El azúcar a menudo se emplea para reemplazar el sabor perdido al remover la grasa. Y como si esto no fuera suficientemente malo, sin grasa para lentificar el proceso, el azúcar se absorbe aún más rápido en tu sangre.

–         Cereales de caja: Muchos de los nuevos cereales contienen menos azúcar, pero las calorías, los carbohidratos, grasas, fibras y otros nutrientes son casi idénticos a los azucarados. Los fabricantes simplemente han reemplazado el azúcar por otros carbohidratos refinados.

–         Sin agregados de azúcar: No significa que el producto no contenga naturalmente mucha azúcar. Los productos frutales a menudo contienen jugo de frutas concentrado, otra forma de la fructosa.

Sustituir el azúcar con la miel para bajar peso

Del azúcar de mesa (sacarosa) suele decirse que aporta “calorías vacías” ya que no tiene otro valor nutricional que el aporte de energía. La miel y otros azúcares naturales, por otro lado, se consideran más saludables porque aportan vitaminas y minerales. Sin embargo, si de bajar peso se trata, todos estos edulcorantes pueden ser considerados azúcar.

Qué puedes hacer

Es importante comprender qué ocurre al saltearse una comida o comenzar una dieta restrictiva. Al saltearse comidas, tu metabolismo se lentifica para conservar la energía. Y cuando pierdes peso demasiado rápido por unos días, tu cuerpo siente que la desnutrición es una amenaza, y entra en modo supervivencia. Pelea por conservar sus reservas de grasa, y cada pérdida de peso proviene principalmente del agua y la masa muscular.

Regular tus niveles de azúcar en sangre es la mejor manera de mantener tu capacidad de quemar grasas. Nunca te saltees una comida, especialmente el desayuno, y consume aperitivos saludables entre comidas. Comer frecuentemente previene el hambre y el decaimiento posterior, ya que se aporta energía de modo consistente. Por ello, es la mejor manera de mantener efectivo al metabolismo.

Cuando estés fuera de casa o trabajando, planifica tus colaciones y llévalas contigo para poder comer con regularidad, sin tentarte por la comida chatarra. Esto también es un buen consejo para quienes se quedan en casa.

Pero recuerda que probablemente tu sobrepeso se deba, en primer lugar, a lo que comes entre comidas. Por eso es fundamental que las colaciones sean saludables, que sean porciones ya determinadas para que no te sientas tentado a comer de más, y que las porciones de las comidas se reduzcan para compensar las calorías adicionales que aportan las colaciones.

Los aperitivos y las comidas ricos en fibra también ayudan a regular tu nivel de azúcar en sangre. La fibra lentifica la absorción de la glucosa y tu ritmo de digestión, manteniendo tu glucosa consistente, y previniendo el hambre repentina. Esto hace que comer manzanas y naranjas sea una mejor opción que beber solamente su jugo.

Nota sobre la diabetes

Algunas personas producen poca insulina, o bien su cuerpo no responde a ella adecuadamente. Esto crea un nivel de azúcar en sangre muy elevado que conduce a la diabetes. Para más información, visite el sitio de la Asociación Americana de Diabetes.

Ejercicicios Bajar Peso

 

Abdul Kafi dice:

Muy buena y genuina tu pagina. Me gusta mucho

Designed by: BigFoot Technorati
SEO Powered By SEOPressor